En este momento estás viendo 🦷 Enseñar a nuestros pequeños, previene caries y enfermedades

🦷 Enseñar a nuestros pequeños, previene caries y enfermedades

  • Categoría de la entrada:Consejos

Desde la Clínica Dental Ortega queremos compartir con todos nuestros clientes y amigos algunos consejos para ayudar a prevenir o retrasar la aparición de caries en lo máximo que se pueda, y por ende a prevenir algunas enfermedades bucodentales que se pueden originar desde temprana edad si no se tiene una buena rutina de limpieza diaria.

Siempre debemos intentar contar con una buena salud bucodental y fomentarla en nuestro hogar, para los niños es importante coger buenos hábitos desde bien pequeños y acostumbrarse a tener una buena educación, higiene y rutina diaria, como hemos comentado en otras publicaciones donde podéis encontrar información sobre cuándo, o cómo es buen momento para empezar a tener en cuenta esto.

Consejos para una buena salud bucodental de los más pequeños

Son muchos los estudios y profesionales del sector, que nos explican y aconsejan/recomiendan la importancia de la leche materna como alimento en los primeros meses de vida para el bebé. La lactancia materna favorece la formación y el correcto posicionamiento de las arcadas dentarias, no causan caries durante los primeros meses, aunque hay que tener en cuenta que si que puede producirlas a partir de los 5/6 meses si la lactancia nocturna se prolonga, es a demanda y/o existe ausencia de higiene dental en nuestros pequeños.

Por eso desde nuestra clínica siempre recomendamos comenzar a realizar dicha limpieza de encías desde los primeros dias de vida, y a partir de los 5/6 meses, que comienzan a salir los primeros dientes temporales, recomendamos llevar a cabo una rutina de higiene dental (mínimo dos veces al día) con un cepillo infantil o con la ayuda de un dedal de silicona, con el que limpiar los dientes, las encía, la lengua…

En lo que se refiere al chupete, sabiendo que se trata de un objeto «vital» para muchos niños (y padres) durante los primeros meses de vida de un bebé, recomendamos limitarle hasta los 18-24 meses de edad, ya que prolongar su uso puede derivar o producir alteraciones en la posición de la lengua, y ocasionar problemas en el crecimiento óseo del maxilar o la mandíbula, incluso en la posición de los primeros dientes.

Por eso, como ya hemos dicho en anteriores entradas, para que no se produzcan infecciones o problemáticas dentales que puedan acarrear serias enfermedades tanto a corto como a largo plazo, hay que acudir a tu clínica dental de confianza desde pequeños, primero a revisión y luego a mantenimientos más asiduamente. Por ejemplo, en la clínica dental Teresa Ortega, clínica invisalign en Santander y Cantabria, fomentamos la salud y la educación bucodental desde la infancia.

En nuestra clínica especializada en ortodoncia invisible, indicamos y enseñamos a los padres las herramientas necesarias para prevenir las caries de vuestros hijos. Solicita información sin compromiso.

Compartir: