Educación e higiene dental infantil

Higiene dental en los más pequeños

Durante la etapa de la infancia es necesario educar a nuestros hijos y evitar ciertos hábitos que hacen que aumente la posibilidad de desarrollar caries.

Los principales factores de riesgo durante la infancia son:

Lactancia materna

Según el estudio de la SEOP, la falta de lactancia materna o un periodo corto e insuficiente de ella, puede conllevar alteraciones dentales y maxilares.

A partir de la aparición de los primeros dientes, no es recomendable que el niño tome leche materna durante la noche, y si es allí cepillárseles antes de dormir.

Uso excesivo del biberón

A partir del primer año de vida, el niño debe ir abandonando paulatinamente el biberón y comenzar a masticar, de manera que cuando alcance el año y medio  de edad, pueda desecharlo por completo. El uso excesivo del biberón favorece la aparición de un patrón de succión infantil, lo que puede acarrear malformaciones dentomaxilares.

Uso del chupete

El chupete debería utilizarse, como máximo, hasta los dos años de edad, aunque lo más recomendable es irlo abandonando entre los 12 y los 18 meses.

Transmisión de bacterias

Es recomendable no realizar determinados hábitos para evitar la transmisión de bacterias: compartir cepillos de dientes, cucharas y otros utensilios que el niño se lleve normalmente a la boca, soplar la comida o limpiar el chupete con saliva.

Alimentación

Es aconsejable evitar y regular, todo lo que se pueda, el consumo de azúcares refinados, como galletas, bollería, snacks o refrescos. Una dieta saludable favorece la salud oral, por lo que hay que reducir el consumo de azúcares y fomentar la ingesta de frutas, verduras y otros alimentos sanos.

Como educar a tus hijos para una buena higiene dental

De los 6 a los 12 meses

  • Se deben cepillar los dientes del niño al menos una vez al día, con un cepillo suave y sin usar pasta de dientes.
  • No se debe abusar de la ingesta de zumos y bebidas azucaradas.
  • Para el dolor de encías, muy común en esta etapa en la que salen los primeros dientes, se pueden frotar suavemente con un cepillo para aliviar las molestias.

 

De 12 a 24 meses

  • Hay que procurar conseguir una duración de cepillado adecuada (de dos a tres minutos) y mínimo 2 veces al día.
  • Se puede emplear una pequeña cantidad de pasta de dientes a partir de los 18 meses. Consultar a su pediatra o especialista sobre las marcas mas recomendadas.
  • Empezar a cepillar la lengua, a enjuagarse y a escupir el agua.

 

De 3 a 5 años

  • Los niños deben cepillarse los dientes al menos dos veces al día, con la supervisión de un adulto.
  • Realizar hábitos alimenticios saludables, evitando, en la medida de lo posible, los dulces y las bebidas edulcoradas y/o gaseosas.
  • Es importante tratar de eliminar hábitos como la succión del dedo y el uso del chupete, sobre todo antes de la salida de los dientes definitivos.

 

De 6 a 12 años

  • Es recomendable llevar el niño al dentista cada 6 meses para hacer revisiones periódicas.
  • Se puede empezar a utilizar el hilo dental a partir de los 12 años.