En este momento estás viendo 🦷 ¿Invisalign o Braquets?

🦷 ¿Invisalign o Braquets?

En esta nueva entrada vamos a hablar sobre las principales diferencias entre Invisalign y la ortodoncia de brackets

La incorrecta alineación de los dientes es un problema muy frecuente, tanto en niños como en adultos. Durante años, se asoció el uso de ortodoncia a la pubertad.

Sin embargo, esto ha cambiado mucho en las últimas décadas. Cada vez son más las personas adultas o de mediana edad que siguen tratamientos para alinear correctamente su dentadura.

La ortodoncia invisible ha triunfado debido a que muchas personas han visto en esta opción una solución a su problema, alineando sus dientes de una forma discreta.

Pero, ¿Cuál es la diferencia entre el tratamiento de ortodoncia invisible Invisalign y la ortodoncia de brackets? ¿Es la ortodoncia invisible solo para adultos? Estas y otras preguntas, las responderemos a continuación.

La ortodoncia fija (brackets)

Para entender la diferencia entre estos dos tipos de ortodoncia, es importante conocer las características principales de cada uno de ellos. Empecemos por los brackets por ser, también, los más conocidos y utilizados popularmente hasta el momento.

Se trata de una aparatología fija, que tiene unos resultados muy satisfactorios y que los ortodoncistas podemos utilizar para corregir todo tipo de maloclusiones.

Los brackets metálicos son los más conocidos, aunque desde hace años se utilizan, sobre todo en adultos, brackets estéticos: de zafiro, porcelana o brackets linguales.

Todos estos proporcionan una presencia de los brackets mucho más sutil en el sentido estético.

Por todos estos motivos, los brackets se siguen utilizando, y se seguirán utilizando cuando el paciente los elija.

La ortodoncia invisible (Invisalign)

La ortodoncia invisible Invisalign se conoce desde hace relativamente pocos años en nuestro país, aunque lleva décadas siendo utilizada e investigada.

Gracias a esa investigación, se ha conseguido una herramienta que nos permite alinear la dentadura de los pacientes de una manera más controlada que mediante la aparatología fija.

Los alineadores de Invisalign son completamente transparentes y removibles. De ese modo, el paciente se puede sentir mucho más cómodo durante el tratamiento, sin los problemas estéticos que suele ocasionar la ortodoncia.

Es un tratamiento invisible que no produce fricción, de manera que los movimientos de los dientes son muy suaves y fisiológicos. Además, debido a la suavidad de su material no produce las típicas llagas asociadas al tratamiento con brackets.

Por otro lado, Invisalign es una opción que permite al paciente realizar una limpieza mucho más exhaustiva de su boca. Al poder quitarse, le permite llegar con la limpieza a donde la aparatología de los brackets no permite hacerlo.

Para los pacientes que tienen un problema periodontal, la ortodoncia Invisalign puede ser una excelente opción debido a la posibilidad de una mejor higienización.

Invisalign también permite un mayor margen entre visitas a la clínica dental. Por eso, es la opción preferida de quienes viajan mucho o trabajan muy lejos de su clínica. Las revisiones son mucho más espaciadas en el tiempo y, por lo tanto, no requiere visitas tan frecuentes.

Además, dado que no hay brackets, no ocurren urgencias debido a la cementación. En otras palabras, no hay urgencias debido a que un bracket se despegó del diente.

Quienes utilizan Invisalign tienen una ventaja adicional, y es disponer de una aparatología que cumple dos funciones: tiene un efecto alineador y también de férula de descarga. Los dientes no chocan entre sí porque están protegidos con los alineadores.

Por último, hay muchas personas que se preguntan si la ortodoncia invisible es apta para niños. La respuesta es sí. No se trata de una técnica de ortodoncia indicada únicamente para adultos.

Diferencias entre Invisalign y la ortodoncia de brackets

Para el paciente, las principales diferencias que vienen a la mente entre Invisalign y la ortodoncia con brackets suelen ser las relacionadas con la estética y la comodidad.

Al tratarse de una ortodoncia invisible, elimina el “problema” estético de una ortodoncia de brackets que, aunque no es problema insalvable, sí que es una de las razones más frecuentes por las que muchas personas se niegan a seguir un tratamiento de ortodoncia.

En cuanto a la comodidad, no cabe duda de que el paciente con brackets debe adaptar ciertos asuntos a su tratamiento. Algunos de estos cambios se producen en sus rutinas de alimentación y de limpieza. Sin embargo, el paciente de Invisalign puede retirarse la ortodoncia para comer y para cepillarse los dientes.

Los brackets suelen producir urgencias debido al desprendimiento de parte de la aparatología (por ejemplo, un bracket que se ha soltado) y llagas; lo que no ocurre con la ortodoncia Invisalign.

¿Cuál es la mejor opción en mi caso?

Finalmente, puede que te estés haciendo la pregunta del millón: ¿cuál es la mejor opción en mi caso? Y la respuesta es muy sencilla: la mejor opción es acudir a una clínica dental que trabaje con ambos sistemas para ponerte en buenas manos.

El ortodoncista que elijas debe tener experiencia en ambos tipos de tratamiento para saber que estás eligiendo bien. Además, debe ser un ortodoncista que se actualice  y cuente con las técnicas y los conocimientos más vanguardistas.

De esta manera, sea cual sea el tratamiento que elijas, sabrás que estás en buenas manos.

Cada paciente debe ser sometido a un estudio y un diagnóstico para determinar cuál es el tratamiento más adecuado en su caso. Por eso, es importante que acudas a una clínica especializada.

Como has podido ver a lo largo del artículo, cada uno de los tratamientos tiene sus ventajas. Invisalign se ha convertido en una de las opciones más atractivas e interesantes, porque permite una mejor limpieza, más comodidad, etc.

Sin embargo, lo más importante a la hora de escoger cualquier tratamiento, es acudir a una buena clínica.

Por eso, si estás buscando una clínica Invisalign en Santander, te recomendamos que vengas a visitarnos. Estamos especializados en esta técnica y te podemos ayudar a definir cuál es el mejor tratamiento en tu caso.

Estamos seguros de que, tanto si eliges un tratamiento de ortodoncia con brackets como si la mejor opción en tu caso es el tratamiento Invisalign, en unos meses podrás disfrutar de una dentadura perfectamente alineada, con todas las grandes ventajas estéticas y a nivel de salud bucodental que esto conlleva.

 

Compartir:

Deja una respuesta