🦷 Las muelas del juicio

🦷 Las muelas del juicio

Uno de los mayores miedos que le surge a la gente a la hora de acudir al dentista, es debido a las muchas “leyendas” que hay a cerca de las muelas del juicio, alrededor de las cuales surgen muchas dudas al respecto. ¿Cuándo y por que salen? ¿Salen a todas las personas? ¿Cuándo hay que extraerlas? ¿Duele mucho su extracción?

En esta entrada de nuestro blog, despejamos muchas dudas y mitos sobre la aparición y extracción de las muelas del juicio.

 

¿Que son las muelas del juicio?

Las conocidas como muelas del juicio o cordales son los terceros molares: son cuatro muelas en total, ubicadas al fondo de la boca después de nuestros molares. Reciben el nombre de “muelas del juicio” porque suelen “aparecer” en la post-adolescencia (20 años en adelante), cuando la persona ya tiene un “juicio propio” más desarrollado, pero esto no siempre es así y pueden aparecer antes o, en algunas ocasiones, nunca. A veces, incluso pueden salir solo una o dos, no siempre tienen que salir las cuatro y por supuesto no siempre salen a la vez.

Al aparecer cuando tenemos nuestra boca mucho mas formada, es normal que afecten a nuestros otros dientes durante el proceso, notando sensibilidad en ellos o moviéndolos de su posición actual

 

Síntomas de que algo no va bien en nuestras muelas del juicio.

Hay que destacar que las muelas del juicio no siempre causan dolor. Pero a veces una muela del juicio se puede infectar, dañar a otros dientes colindantes o causar otros problemas dentales mas graves si no se coge a tiempo, como una infección. Por eso desde La Clínica Dental Teresa Ortega siempre recomendamos que las personas en edad propensa, visiten al dentista para evaluar la necesidad de extraer sus muelas del juicio antes de que causen otros problemas o derivaciones.

Lo normal en todo caso es que puedas experimentar algunos de estos síntomas:

  • Encías sensibles o sangrantes.
  • Dolor en la mandíbula.
  • Sensibilidad dental.
  • Hinchazón alrededor de la mandíbula.
  • Sabor desagradable en la boca.
  • Molestias al articular la boca.
  • Dolor al masticar.

 

¿Cuándo hay que extraer las muelas del juicio?

Cuando las muelas del juicio no aparecen de forma correcta, suelen generar otros problemas en nuestra boca, pueden afectar a las piezas dentales más cercanas. Al encontrarse en el fondo de nuestra boca,las muelas del juicio son difíciles de limpiar, algo que favorece la aparición de bacterias e infecciones, con todo ello, inflamación del tejido y aparición de caries o de dolor.
En el caso de que aparezca una infección debido a la erupción de la muela del juicio, es necesario extraerla lo más rápido posible.

También se debe extraer cuando condiciona la posición de los demás dientes ya que muchas veces estas muelas nacen torcidas. Además de modificar la posición de los otros dientes, una muela del juicio mal posicionada puede llegar a causar caries y necrosis de la pulpa en las piezas más cercanas, por ello es mejor no tener que contar con ella y que nos esté perjudicando.

 

¿Duele mucho su extracción?

Cada muela del juicio es única y su extracción puede ser desde indolora y rapida, hasta larga y complicada. Siempre se debe aplicar anestesia local y de esta forma evitar cualquier tipo de “dolor extra”. Si la aparición de la muela ha sido interna, o apenas es accesible, puede ser necesario abrir la encía para acceder a ella y posteriormente dar algunos puntos de sutura para cerrarla.

 

Una vez me las han extraído ¿Qué cuidados debo tener?

Los consejos mas habituales, que deberían de ser una rutina habitual es mantener una buena higiene bucodental, lavarnos los dientes un mínimo de 2 veces al día, y durante el periodo siguiente a la extracción de nuestras muelas del juicio no realizar actividad deportiva en unos 2 ó 3 días, como siempre aconsejamos, no fumar, y mantener una dieta blanda los primeros días, también creemos importante no tomar alimentos muy calientes y no realizar enjuagues bucales muy fuertes durante las primeras 24 horas.