🦷 Consejos de limpieza y mantenimiento para tus implantes dentales

🦷 Consejos de limpieza y mantenimiento para tus implantes dentales

En esta nueva entrada del blog venimos a hablar, y sugerir algunos consejos importantes para la limpieza y el buen mantenimiento de tus nuevos implantes dentales.

Numerosos estudios afirman que la tasa de éxito del tratamiento de implantes dentales es de alrededor de un 98%. No obstante, una vez que el implante se ha unido correctamente al hueso, es necesario llevar a cabo una serie de cuidados al igual que se haría con cualquier otro diente.

En nuestra Clínica Dental aconsejamos realizar a todos nuestros pacientes algunos procedimientos muy sencillos para asegurar la buena “salud” de nuestro nuevo implante a lo largo de los años. Si estas interesado en conocerlos, continúa leyendo esta entrada.

Cuidados del implante dental postcirugía

En los días siguientes a la intervención realizada para colocar el implante, recomendamos realizar enjuagues frecuentes con clorhexidina para retirar el mayor número posible de bacterias, ya que la zona recién tratada no se podrá cepillar con normalidad los primeros días, y de esa manera nos aseguramos de tener la zona lo más limpia y desinfectada posible.

Una vez retirados los puntos, el paciente podrá realizar su rutina de cepillado habitual con total normalidad.

Limpieza del implante tras la colocación

Una vez haya pasado un tiempo desde la intervención y cuando ya no tengas los puntos en la boca, los nuevos implantes dentales necesitarán cuidados muy similares a los de cualquier otro diente. De esta forma, como siempre hemos dicho es importante cepillarse por lo menos 2 veces al día, en el caso del implante habrá que hacer especial énfasis en la zona de unión de la prótesis con la encía.

Por otra parte, como medida adicional recomendamos el uso de un cepillo interproximal o de seda dental para evitar que se acumulen restos de alimentos y suciedad en los huecos entre los implantes y los dientes.

Ser consciente de sus cuidados y en general de mantener una correcta higiene bucodental, es fundamental para evitar que la suciedad y bacteria se acumulen en nuestra boca, pudiendo dañar la encía y el hueso, que dan soporte al implante, y evitando problemas derivados de una mala higiene y salud bucodental.

Cuidados adicionales de los implantes

En los años posteriores, y con el fin de asegurarnos que tanto el implante como la prótesis se encuentren en perfecto estado, en la Clínica Dental Ortega recomendamos que nos visiten al menos una o dos veces al año con el fin de poder llevar un control de los mismos.

Conservar una buena higiene dental: Según la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA), el riesgo de periimplantitis es 4 veces mayor en personas con una mala higiene bucodental, y es hasta 8 veces superior si dicha higiene bucodental es deficitaria o nula.

Evitar el consumo de tabaco: El tabaco, como siempre hemos dicho al respecto del resto de cuidados y tratamientos, es uno de los principales elementos o “vicios” a evitar en TODO LO POSIBLE, en este caso hace que el riesgo de sufrir periimplantitis sea hasta tres veces mayor que en pacientes no fumadores. El tabaco puede afectar aumentando la pérdida ósea alrededor de los implantes.

Afección periodontal previa: Aquellas personas que sufren o han sufrido una enfermedad periodontal (piorrea), tienen muchas mas probabilidades de sufrir enfermedades después de haberse sometido a algún tratamiento de implantología. Por ello, es aún mas fundamental ser cuidadosos con la higiene dental y llevar un control y mantenimiento de los implantes realizando visitas a su doctor de confianza.

Otros condicionantes a tener en cuenta son la diabetes, el estrés (relacionado con el bruxismo), el alcoholismo y la predisposición genética a las afecciones periodontales.

 

Si acabas de realizarte un tratamiento de implantología dental, seguro que estas feliz por haber recuperado tu salud y tu sonrisa.

Sin embargo, el éxito y la duración de este tipo de tratamientos está ligado al buen cuidado y mantenimiento por parte del paciente, tomando correctas medidas de higiene y hábitos saludables.

Compartir: